Energía solar térmica


La Energía Solar Térmica consiste básicamente en aprovechar el calor solar mediante el uso de paneles solares para calentar un fluido, normalmente agua, que eleva su temperatura de forma completamente gratuita y limpia, para ser almacenado en un acumulador o llevado directamente al punto de consumo.

Las aplicaciones más importantes son el calentamiento de agua sanitaria (ACS), calefacción, climatización, precalentamiento de agua en procesos industriales o acondicionamiento térmico del agua de piscinas tanto cubiertas como exteriores.

La energía solar térmica es una tecnología altamente desarrollada, su fiabilidad y alto rendimiento hace que sea una inversión muy atractiva para particulares y negocios, ya que en pocos años queda amortizada debido al ahorro económico que conlleva el calentamiento de agua mediante el Sol, y siempre con el máximo respeto al Medio Ambiente.

Infórmese ya


Equipo compacto para ACS


Los equipos compactos o Termosifón es la solución ideal para todo tipo de viviendas, incluido en edificios comunitarios. Permite ahorrar hasta el 90%del consumo destinado al calentamiento de agua sanitaria en el hogar, residencias, gimnasios, hoteles… independientemente de la energía convencional que posean.

Existe en el mercado una amplia gama de equipos compactos, desde 150 litros de acumulación hasta los 300 litros, para cubrir las necesidades reales de cada caso. El Departamento Técnico de Eosolarsur le asesorará de cuál es el más adecuado para su consumo y así asegurar el máximo rendimiento y durabilidad de su equipo, siempre trabajando con las primeras marcas en calidad y fiabilidad.

Con una rápida y sencilla instalación, que permite su ubicación tanto en azoteas, castilletes como en tejados inclinados, podrá beneficiarse desde el primer día de las ventajas del Sol para calentar el agua que consumimos, de una forma cómoda, sencilla, gratuita y limpia con nuestro entorno.


Sistemas de circulación forzada


Para aquellas instalaciones cuyo consumo de ACS sea mucho mayor o bien para aquellas viviendas donde la integración arquitectónica sea primordial, la instalación de sistemas forzados es la opción más idónea, ya que el depósito no descansa sobre la estructura del equipo solar y está ubicado en un cuarto de máquinas; todo el proceso está controlado por un dispositivo electrónico o regulador encargado de automatizar y coordinar la circulación del agua del circuito primario ( interior de los colectores ) mediante el sistema de bombeo, garantizar el máximo rendimiento en el intercambio, así como la seguridad del sistema.


Elementos en un sistema forzado


Colectores o paneles solares

Son los captadores solares que reciben la radiación solar, por los que circula el fluido caloportador. Es el sistema más adecuado para agua caliente sanitaria.

Fluido Caloportador

Fluido que circula por el interior de los colectores y es calentado por la radiación directa del Sol, cuyo calor cederá al agua acumulada mediante el intercambiador.

Acumulador de agua

Depósito donde se acumula el agua que posteriormente se destina al consumo doméstico, bien agua sanitaria, bien para el sistema de calefacción.

Intercambiador

Dispositivo por el cual se transmite el calor generado en los colectores hacia el agua que posteriormente vamos a usar.

Sistema de bombeo

Circuito hidraulico que consta de bomba hidraulica, diferentes tipos de válvulas y tuberías cuya misión es hacer circular el fluido caloportador desde el depósito hasta los colectores para ser nuevamente calentado..

Sistema de control

Sistema que regula y controla cada uno de los componentes del sistema y asegura el correcto funcionamiento de la instalación.

Sistema de Energía Auxiliar

Sistema de energía convencional de apoyo a la energía solar cuando la climatología no sea la más adecuada para cubrir las necesidades. Puede ser de gas o eléctrico.