Suelo radiante


Es un sistema de calefacción a baja temperatura en la que el elemento calefactor va integrado en el suelo, de tal modo, que es este cerramiento el que irradia calor.


La climatización por suelo radiante está considerado por la Organización Mundial de la Salud como el mejor sistema de calefacción, ya que es el que mejor se adapta a las necesidades de las personas, manteniendo los niveles de temperatura corporal de la manera más óptima. Así tendremos la zona superior de la sala más fresca que la inferior. Además optimizamos el gasto en combustible.

Si se combina con placas solares y con una caldera de biomasa, conseguimos el sistema de calefacción perfecto y más avanzado del momento. Además es el más confortable al conseguir la temperatura óptima y homogénea y estético, al no tener los elementos visibles.

Es cierto que a la hora de instalarlo es un poco más caro que una instalación convencional, pero gracias al ahorro en combustible, y a la alta eficiencia que se consigue con este sistema, junto a las subvenciones a las energías renovables a las que se puede acoger, se amortiza en un plazo aproximado de unos cinco años, dependiendo de la caldera y combustible que sustituya, así como las calidades de la vivienda, el aislamiento, orientación, ubicación etc.

Infórmese ya


Ventajas del suelo radiante


Mayor comfort y comodidad

Usted podrá, por ejemplo, andar descalzo por su casa.

Temperatura uniforme

Tendrá la misma temperatura en toda le estancia, evitando zonas de excesivo calor, y las zonas típicamente frías.

Más calor en los pies que en la cabeza

La sensación de calor y confort empieza por los pies, y gradualmente se enfría a la altura de la cabeza, con lo que evitamos la sensación de agobio.

Estética

Su casa ya no tendrá radiadores en las paredes, dando más sensación de amplitud.

Seguridad

Elimina los radiadores que suponen un riesgo de quemaduras tanto para los niños como para los ancianos.

No ensucia las paredes

Los radiadores provocan movimientos de aire que acaban ennegreciendo la pared en la parte superior del radiador.

Libertad de elección de suelos

Podrá elegir para su vivienda el tipo de suelo que más le guste.

Ahorro de energía

Esta instalación le permitirá, a igualdad de confort, ahorrar a largo plazo energía.

Ideal para locales altos y de gran superficie

Además de utilizarse en viviendas es ideal para calefactar otros espacios, especialmente aquellos donde haya un gran volumen de aire a calentar (Iglesias, Naves Industriales, etc).

Ecológico

Se puede combinar con sistemas de paneles solares u otras energías alternativas.

Mejora el aislamiento de su vivienda.

Se reducen las pérdidas de energía y los niveles de ruido gracias a los mejores aislamientos utilizados.

Salud

Si alguien de su familia sufre problemas respiratorios no lo dude y elija el suelo radiante. El suelo radiante evita la formación de polvo y no altera la humedad ambiente.