Estufas de biomasa


Estufas domésticas totalmente automáticas y respetuosas con el medio ambiente ya que utilizan como combustible los pellets (residuos de madera prensada).


Ideales para la calefacción de estancias con una superficie de hasta 100 m2, en cualquier tipo de local ya sea doméstico o comercial. Segura y limpia al no emitir humo en el interior de la estancia, evitando olores indeseables. Al utilizar los pellets como combustible, convierte este tipo de instalaciones es una inversión muy rentable.

Su tecnología vanguardista así como sus diseños elegantes permiten elegir entre una gama amplia de modelos, afines a cualquier tipo de decoración, siempre con la garantía y calidad de las mejores marcas.

Para consumos muy altos, como en institutos, hoteles, polideportivos, hay disponible una gran variedad de calderas de gran potencia, completamente autómatas, que aseguran el confort y seguridad de las estancias.

Infórmese ya


Características de las estufas de pellets


Diseño, calidez y elegancia.


  • Puerta con cierre de seguridad para niños.
  • Elección entre varios diseños y colores.

Sistema de control


  • Función automática de inicio/parada y stand by.
  • Regulación de la temperatura ambiente automática.
  • Fácil sistema de control: sólo hay que indicar la temperatura que se desea.
  • Alimentación automática de combustible.
  • Limpieza automática de cenizas.
  • Seguridad contra retroceso de la combustión.
  • Emisiones neutras.

Materiales de alta durabilidad


  • Aceros de alta resistencia para la caja exterior y el quemador.
  • Componentes internos de la más alta fiabilidad.

Líder mundial en tecnología


  • Eficiencia energética inigualable (95%).

Ecológica y económica, gracias al combustible.


Pellets


Los pellets son residuos procedentes de limpiezas forestales e industrias madereras que son triturados y convertidos a virutas. Una vez secados para disminuir el nivel de humedad y las posibles resinas, son prensados en forma de pequeños cilindros.

Los pellets son una aplicación evolucionada de la biomasa, son limpios, de fácil manejo, ocupan poco espacio y permiten la capacidad de autoalimentarse a las estufas que los utilizan, funcionando así de forma autónoma durante horas.

Además son muy ecológicos, ya que dan utilidad a un residuo y evitan la tala de árboles para la calefacción, como es el caso de la leña.


¿Cuándo es aconsejable la instalación?


  • En un nuevo proyecto o rehabilitación donde el nuevo código de construcción civil obliga al uso de energías renovables.
  • Para calefacción de piscinas descubiertas (prohibido hacerlo con combustibles tradicionales).
  • En un edificio que necesita sustituir la caldera existente.
  • En instalaciones con grandes consumos de combustible.
  • Industrias donde se puede aprovechar el residuo industrial como biomasa (ex. fabricantes de muebles).
  • Centros en los que se quieren evitar emisiones nocivas procedentes de la combustión de combustibles fósiles, por ejemplo es escuelas y hospitales.